Nuestra visión sobre

¿Por qué internacionalizar tu negocio en Francia?

Francia cuenta con un gran atractivo como destino de inversión. Te contamos por qué elegirlo a la hora de internacionalizar tu negocio.

Francia puede ofrecernos grandes oportunidades para invertir en alguno de los sectores que más potencial tienen en la actualidad, como aquellos más innovadores ligados con las telecomunicaciones o la tecnología, u otros más tradicionales como el sector de la alimentación. El mercado francés puede ayudarnos a dar ese salto internacional que deseamos para impulsar el crecimiento de nuestra empresa.

Motivos para la inversión en el mercado francés

En primer lugar, debemos saber que Francia es la sexta economía mundial, la segunda economía europea y el primer cliente del mercado español, con más de 65 millones de consumidores. Se trata de una región que, además de su capital, nos permite operar en un entorno abierto y moderno con una demografía dinámica, en ciudades como Lyon, Toulouse, Marsella, Lille o Burdeos. Su ubicación convierte al país en una importante puerta de acceso para establecer acuerdos empresariales con otros socios europeos y mundiales.

Debemos saber que en Francia está la mayor incubadora de empresas del mundo, un aliciente a la hora de poner en marcha nuevos proyectos. Desde el territorio francés podemos disfrutar del alto nivel de sus infraestructuras (carreteras, aeropuertos, trenes...) que favorecen las conexiones con países y mercados de países de Europa, África e incluso Oriente Medio. Además, otra ventaja es la cobertura de red de alta velocidad o un suministro eléctrico a precios competitivos.

Por otro lado, el capital humano está altamente cualificado, ya que domina las nuevas tecnologías, tan importantes actualmente, y también ofrece gran productividad laboral. En materia de innovación, Francia es una gran potencia gracias a un elevado nivel de inversión en I+D+i y unas condiciones de fiscalidad ventajosas. El hecho de que podamos disfrutar de deducciones fiscales por la investigación en nuestra empresa es un punto muy positivo.

Otro motivo para invertir en este país es que nos ofrece contar con una fuerte competitividad en costes de producción, una gestión financiera dinámica y competitiva e incluso una administración más simplificada que en otros países.

Por último, Francia es un destino idóneo para los empresarios, ya no solo porque posee una densa red de incubadoras y aceleradoras de empresas, sino porque también tiene otros beneficios como menores costes de establecimiento y de explotación del negocio.

“Francia ofrece grandes oportunidades para el mercado español, pero es importante conocer bien las peculiaridades de la región y las mejores formas de entrada en función de nuestro tipo de negocio y del sector en el que operamos. Por eso, es de vital importancia contar con asesores especializados que conozcan ambos mercados”, asegura Sebastien Álvarez, responsable del Servicio a Empresas de la Cámara Franco-Española.

 

Sectores con grandes oportunidades

Con mejores oportunidades de inversión, en la actualidad, podemos destacar varios sectores: farmacéutico, agroalimentario, aeroespacial, logístico, moda e industria del lujo y automovilístico. Por otro lado, con un alto potencial de crecimiento de cara al futuro también están los sectores de la biotecnología, telecomunicaciones, TIC, medio ambiente y de los servicios para empresas.

Así queda, en definitiva, este escenario tan prometedor para que llevemos nuestra inversión empresarial al territorio galo, aprovechando todas sus ventajas.

En la Cámara Franco-Española podemos ayudarte a dar el salto internacional. Contacta con nosotros y te ayudaremos en todas las fases del proyecto para implantar tu negocio en Francia.

Contacto

Articles sur le même thème

No news available.

Evénements sur le même thème

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Ser Socio

Descubre las ventajas de la Cámara Francesa