Webinar  •  COVID-19  •  Informes de eventos

La convergencia de los seguros personales en el futuro: Hacia el seguro de salud y bienestar

La Cámara Franco-Española reúne a expertos del sector seguros para analizar las tendencias que marcarán el futuro de las aseguradoras.

Son múltiples los desafíos a los que se enfrenta el sector asegurador en la actualidad, después del impacto que ha sufrido el mundo ante la crisis sanitaria del coronavirus. Una nueva realidad que abre nuevas oportunidades y retos que las compañías deberán abordar para adaptarse a las necesidades que requiere una sociedad más consciente de su salud, pero también más exigente y digitalizada.

El encuentro ha contado con la participación de Javier de la Lama, director de la división de Banca y Seguros de Altran España, como moderador, y un panel de expertos formado por Antonio Martín, director de Estudios y TI de ICEA; Victor Pizarro, responsable de Estrategia y Transformación en la División de Banca y Seguros en Altran España; Cyrille Mascarelle, director general de Asefa S.A. Seguros y Reaseguros; Rafael Duarte, director de Relaciones Internacionales Bancarias de Bankinter S.A. y Narciso Perales, responsable de Orange Bank en España.

La mesa redonda se ha iniciado con la intervención de Antonio Martín, de ICEA, que ha realizado un análisis de la situación del sector. El experto ha destacado que 2019 había evolucionado bien y con unas perspectivas positivas para 2020, donde el sector estaba creciendo, antes de la aparición del COVID-19. El ejercicio 2019 se cerró con una penetración del seguro del 5,5% del PIB, casi 65 millones de euros, donde el 35% correspondía al seguro de Vida y Ahorro.

En Vida y Ahorro con el impacto de virus la situación se ha vuelto delicada, con una caída de primas del 24% y se mantendrá en tipos bajos e incluso negativos. Esto hará que esta rama del negocio la copen grandes jugadores o especialistas. Por su parte el sector no vida ya reflejaba un pequeño decrecimiento el primer trimestre del año que se acentuará en los próximos meses.

Pizarro ha concluido indicando que la cuenta de resultados de las aseguradoras se verá afectada en 2020 pero que se recuperarán en 2021.

Un mercado con oportunidades

A continuación, Víctor Pizarro ha compartido el estudio ‘La convergencia de los seguros personales 2030’ realizado por Altran junto con ICEA y que recoge el planteamiento de cuatro escenarios posibles en el sector para la próxima década. Éstos han servido de base para observar oportunidades de negocio que permitan adelantar soluciones reales en el sector seguros.

Entre las más de 30 oportunidades de negocio detectadas tras el análisis, los expertos de Altran seleccionaron las tres con más oportunidades de desarrollo: 

  1. Seguro de Dependencia, se prevé que en 2030 en España habrá un mercado potencial de 2.952 millones de euros. Teniendo en cuenta que la edad media de contratación de este seguro es de 45 años, los potenciales clientes serían más de 21 millones. También se constató que en la evolución de este producto influirá directamente la salud de la Seguridad Social.
  2. Integración Vertical, las conclusiones indican que los mercados adyacentes con mayor potencial para una aseguradora son los hospitales privados no benéficos, las residencias privadas de la tercera edad y las funerarias. De acuerdo con los análisis propios y con los índices de facturación de estos sectores en los últimos años, se prevé que hasta 2030 los primeros crezcan un 46%, las segundas, un 39% y las terceras, un 18%.
  3. Alianzas con Big Techs. Los principales argumentos con los que se defiende esta oportunidad son que el 48% de los asegurados españoles utiliza al menos un dispositivo conectado para monitorizar sus automóviles, hogares y/o salud, y se espera que alcance el 80% en el futuro; que los dispositivos conectados aumentan hasta 5 veces las interacciones con las aseguradoras, lo que está relacionado con una mejor experiencia de cliente; que existe una clara correlación entre conectividad y fidelización y, especialmente, que alrededor de la mitad de los consumidores estaría dispuesto a considerar a alguna de esta BIg Tech, por su posicionamiento de marca, a la hora de contratar un seguro. 

Como conclusión, Pizarro ha identificado cuatro puntos de acción que las aseguradoras deberían abordar como hoja de ruta  y que incluye reformular su aproximación al asegurado, “con productos más sencillos, que entienda el consumidor”, impulsar la conciencia del ciudadano conectado, redefinir su canal de distribución y el papel del intermediario y, por último, reformular la suscripción, “personalizarla”, para lograr una mejor experiencia y mayor fidelización.

La microsegmentación y la personalización como piezas clave

El encuentro ha concluido con una mesa redonda en la que los expertos han destacado como principales vías de actuación la microsegmentación, la digitalización y las relaciones con las bigtech para ofrecer seguros personalizados y adaptados a cada tipo de cliente que permitan introducir nuevas variables de riesgo.

Además, los expertos han resaltado que en la situación actual se ha reforzado el papel de la sanidad como pieza clave para que una sociedad sea viable a largo plazo. Por ello, y ante una población cada vez más envejecida, se deben encontrar fórmulas que permitan financiarla mediante sistemas público-privados, además de ofrecer un servicio de calidad más cercano al cliente que se ajuste a sus necesidades particulares utilizando herramientas como el open data o la digitalización.

Por otro lado, las pequeñas empresas podrán crear nuevas oportunidades de negocio en nichos en los que hasta ahora no han tenido gran impacto las grandes aseguradoras del sector salud. Es el caso del segmento de la población joven, donde los servicios digitales y la personalización de las primas en base a cada estilo de vida de cada cliente jugarán un papel clave.

Articles sur le même thème

No news available.

Evénements sur le même thème

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Coronavirus

Información de interés para las empresas