Informes de eventos

Ángel Castiñeira: “La Agenda 2030 es una oportunidad para grandes y pequeñas empresas”

El jueves 6 de febrero, Ángel Castiñeira, director de la cátedra de ESADE “Liderazgos y gobernanza democrática” y director académico del ‘Observatorio ODS de las empresas españolas’, compartió con los socios del Club d’Affaires de la Cámara Franco-Española su visión sobre la Agenda 2030 y los retos que tenemos por delante a la hora de abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Como recuerda Castiñeira, “con la Agenda 2030 por primera vez tenemos una hoja de ruta a nivel mundial. Nunca antes habíamos tenido 17 objetivos comunes traducidos a metas prácticas para que toda la humanidad vaya en la misma onda hasta el 2030. Estos objetivos comenzaron en el año 2000, cuando el gran reto era eliminar la pobreza extrema y ahora nos planteamos ¿Si casi lo hemos conseguido, porque no podemos ahora transformar el mundo?”.

La Agenda 2030 es una oportunidad para las empresas grandes y pequeñas. Una propuesta de liderazgo, que tiene que ver con la transformación. El experto incidía en que actualmente “podemos y tenemos las competencias, los conocimientos y recursos para poder abordar los objetivos planteados”. Sin embargo, se trata de algo aún desconocido para muchas empresas. Y ahí es donde se encuentra el gran reto “el integrar los ODS como parte de su estrategia corporativa”.  Para Castiñeira los directivos son los primeros que tienen que asumir responsabilidades en esta materia, y es que “para muchas empresas esto va a suponer un rediseño estratégico que, además, requerirá la formación y la adopción de nuevas competencias a los CEOS. De esta forma, conseguiremos capacitarlos para liderar con éxito este cambio de paradigma”.

Aquellas empresas que en los próximos 10 años no hayan cambiado su modelo de negocio de una economía lineal a una circular corren el riesgo de desaparecer. 

Algunos de estos 17 ODS superan la actuación de la empresa, tienen que ver con gobiernos locales regionales, pero otros – la igualdad de género,  el agua, la energía y trabajo decente y la industria - pasan directamente por el protagonismo y el liderazgo y la actuación de las empresas en cada uno de sus sectores. Por ello, para que todo ello funcione, son necesarias alianzas estratégicas entre todos los agentes.

Todo lo que no se evalúa se devalúa”, los 17 ODS son igualmente importantes, pero cada empresa deberá traducir y adaptar los que correspondan a su área de actuación.  Es imprescindible escoger bien los criterios de impacto, que sean coherentes con las iniciativas ya existentes, usar métricas de evaluación y reportar lo que se ha hecho.

Entrevistamos a Ángel Castiñeira

¿Cuáles son los retos más urgentes a los que nos enfrentamos hoy en día?

Nos encaminamos hacia una década disruptiva, que se concreta en 6 ámbitos:

Una disrupción económica que comienza con la caída del Leman Brothers, una disrupción geopolítica derivada de un desplazamiento importante de las áreas de poder hacía China e India, una disrupción tecnológica que en ámbito de las empresas ya se denomina transformación digital pero que más vinculado con la Inteligencia Artificial y la revolución industria 4.0.- Una revolución, disrupción medioambiental de enorme calado que tiene que ver con lo que estamos denominando la emergencia climática. Y como consecuencia de estas cuatro disrupciones otros dos factores muy importantes: una disrupción social, un cambio de modelo de sociedad y por último una disrupción antropológica como consecuencia del impacto de las ciencias y de las tecnologías aplicadas al propio diseño del ser humano.

¿Estamos en un punto de no retorno o aún podemos reconducir la situación?

De estas 6 disrupciones la mayor es seguramente, la disrupción medioambiental porque según todos los estudios de científicos elaborados en ámbitos internacionales, es que como consecuencia especialmente de las emisiones de dióxido de carbono uno puede imaginar escenarios peores para la humanidad de los actuales.

Lo cierto es que se puede ver aquí que hay una doble lectura, el vaso medio lleno o medio vacío.  Algunos expertos hablan de que todavía estamos a tiempo de realizar una importante mitigación sobre los cambios medioambientales que pueden venir y hay otra parte de los científicos que tiene lectura mucho más negativa y dicen que va a ser muy difícil en los próximos años revertir algunos cambios como los que ya estamos viendo.

Lo que sí es seguro es que aquí lo que no hagamos en los próximos 10 años va a ser muy difícil que luego lo podamos hacer. Todo lo que no sea ahora mitigación puede ser luego adaptación profunda o bien sufrimiento.

¿Qué papel juegan las empresas ante el desafío medioambiental?

Van a jugar si  un papel muy relevante porque si ámbitos como el de la prosperidad o del planeta dependen de las propias organizaciones y de su impacto en la sociedad y medioambiente, sabemos que las organizaciones empresariales muchas veces la capacidad de innovación.  

Esto va a significar para las empresa asumir un de cambio de paradigma.  Venimos de economías lineales dónde hemos utilizado energías contaminantes y limitadas, fósiles  o nucleares. Hemos hemos extraído recursos de la naturaleza, los hemos manufacturado y luego consumido.  Este modelo sabiendo lo que la sabemos ahora, ya se está acabado.

Las empresas van a tener que hacer una rápida transición de ese modelo de economías lineales de usar manufacturar y tirar a economías circulares con temas de descarbonización, digitalización, energías verdes.  Esto alguien lo puede ver como una amenaza, pero sin duda las mejores empresas lo están viendo como una oportunidad.

Y ese va a ser el cambio

¿Qué oportunidades tienen las empresas en el marco de la Agenda 2030?

Durante los últimos 20 años en el ámbito académico hemos apelado a la responsabilidad ética de las empresas. Cómo responsables familiares uno espera que sus hijos,  sus nietos tengan o gocen y disfruten de un mundo mejor o igual de bueno al que nosotros hemos conocido, sin embargo la Agenda 2030 no apela tanto a la responsabilidad como a la oportunidad, porque lo que está diciendo es que solo aquellas empresas que se den cuenta y hagan esa transición rápida hacia energías verdes, hacia la descarbonización, economía circular va a ser el punto podrán verdaderamente tener posibilidades sobrevivir. 

Dos ejemplos el Banco Europeo de Inversiones que es el más importante en conceder créditos a las empresas del ámbito de la UE, ha declarado que en el  2025, dejará de invertir en aquellas empresas  que todavía usen energías fósiles, y el fondo de inversiones más importante el Blackrock ha advertido que dejará de dar apoyo a cualquier tipo de empresa que no haya hecho este cambio.

Luego la oportunidad es para que ellas empresas que hagan este tipo de innovación, es  el camino a seguir.

¿Hay diferencias entre lo que se está haciendo en Francia y España?

Nosotros hemos estudiado varios de empresas en España. Hemos identificado  3 modelos:

Las pioneras van por delante, las que llamamos,avanzadas que están en un punto intermedio y las que todavía no han avanzado.
Este modelo se puede trasladar a Francia, y podemos decir que prácticamente a todas las empresas ya sean  españolas como europeas.
La actual presidencia de la Comisión Europea, van en la misma línea: convertir a la UE en el territorio líder en descarbnonización en los próximos 30 años.

 

Ángel Castiñeira

Doctor y Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona y Diplomado en Alta Dirección de Empresas (ADE) por ESADE (Universidad Ramon Llull).

Es profesor titular del Departamento de Sociedad, Política y Sostenibilidad y del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de ESADE desde 1993. Desde 2006 es director de la cátedra de ESADE “Liderazgos y gobernanza democrática”. Es también director académico del Observatorio ODS de las empresas españolas, de la Fundación bancaria La Caixa. (2017-2020). Ha sido director del Departamento de Ciencias Sociales de ESADE-URL (entre los años 2005 y 2014), director del Centro de Estudios de Temas Contemporáneos (Generalitat de Catalunya, 1998-2004) y director del Observatorio de Valores de la Fundación Lluis Carulla. (2007-2018).

Sus temas de investigación actuales son el pensamiento geopolítico, la práctica del liderazgo relacionada con los valores y la aplicación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la actividad de las empresas.

Ha sido profesor invitado en diversas universidades, como por ejemplo Stanford University (Estados Unidos), UQÀM-Université du Québec à Montréal (Canadá), Université Catholique de Louvain (Bélgica), Universidad Católica de Santa Fe (Argentina), Universidad Católica de Córdoba (Argentina), Universidad de Chile (Chile), Universidad Diego Portales (Chile), INCAE (Costa Rica).

Entre sus publicaciones recientes destacan: (2019) La contribución de las empresas españolas a los ODS. Informe 2 (director); (2018) La contribución de las empresas españolas a los ODS. Informe 1 (director); (2016), Liderazgo ético y ejemplaridad pública, Editorial Milenio. (coautor); (2014), Las fuentes del liderazgo social. Lima. Centro Global para el Desarrollo y la Democracia. (coautor); (2013). Educating in Leadership, Fundación J. Carol.; (2013). Oportunidades para el directivo en tiempos adversos. El tiempo de los liderazgos. Fundación CEDE;(2012). El poliedro del liderazgo. Una aproximación a la problemática de los valores en el liderazgo. Barcelona: Libros de Cabecera. (2012), Valores blandos en tiempos duros. Proteus. Director.

Articles sur le même thème

No news available.

Evénements sur le même thème

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Coronavirus

Información de interés para las empresas