Reskilling, nueva tendencia en la normalidad laboral actual

El reskilling es una nueva tendencia empresarial que impulsa la ampliación de las habilidades de los equipos humanos a través de la formación.

Etimológicamente, el reskilling proviene del término inglés skill, que significa "habilidad". Por tanto, el reskiling hace referencia a la capacidad de los trabajadores de reciclarse, mejorando y desarrollando su propio talento, y adaptando sus habilidades a las necesidades laborales actuales.

La nueva normalidad va a exigir a las empresas cierta flexibilidad para ajustarse a una situación de alarma social y sanitaria donde es más importante que nunca no quedarse parados. Aspectos como la digitalización, el teletrabajo o la movilidad van a impactar, directamente, en las cualidades que necesitarán los empleados para sobrevivir en los nuevos tiempos.

Beneficios de la formación para empleados

Según el estudio Global Capital Confidence Barometer, de la consultora EY, se esperaba que tendencias como la digitalización creciera un 50 % para 2023. Con la llegada de la Covid-19, este ritmo se ha multiplicado por tres.

Esto es solo un ejemplo de la importancia que tiene para el negocio no quedarse atrás y formar a sus empleados en habilidades que ya se están necesitando. En resumen, los principales beneficios de apostar por el reskilling son:

  • Se reduce la brecha digital que existe siempre dentro de la empresa, haciendo más competitiva a la plantilla.
  • Disminuyen los periodos de adaptación de los nuevos empleados y también los procesos de selección por parte de recursos humanos.
  • Ayudan a retener el talento, ya que los empleados están más contentos como consecuencias de sentirse más valorados.
  • Mejora la reputación corporativa gracias a un buen programa de formación continuo.
  • Se cumplen los ODS de la ONU (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en sus artículos 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), 9 (Industria, innovación e infraestructura) y 10 (Reducción de las desigualdades).
  • Se desarrolla una cultura dinámica empresarial, capaz de adaptarse a un mercado en evolución.

Cómo implementar una estrategia de reskilling en la empresa

A la hora de diseñar una estrategia de reskilling entre sus trabajadores, las empresas deberían tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Conocer las habilitades que necesita para prosperar. Cada negocio debería evaluar cuáles son sus puntos más débiles y cuáles son las tendencias que le afectarán. No tiene sentido que una empresa invierta en una formación concreta para sus empleados que no van a poder aplicar en la práctica.

2. Desarrollar habilidades transversales a todos los departamentos. La evolución del mercado ha demostrado que, cada vez más, los profesionales han de tener conocimientos en un amplio abanico de temas. La formación que se ofrezca a todos los departamentos redundará en un mayor valor para la organización en su conjunto.

3. Reorganizar las estrategias. Las interrupciones tecnológicas o los modelos de negocio obsoletos solo sirven para ralentizar la entrega de los trabajos. Tener una buena estrategia de reskilling proporciona a los trabajadores herramientas para abordar esta problemática.

En la nueva normalidad en la que nos hallamos, y tras el inicio de la pandemia, ha tomado fuerza la tendencia del reskilling en las empresas. Se trata de favorecer el reciclaje formativo de los empleados para que adopten habilidades que mejoren el valor de toda la corporación. Dentro de esas habilidades, cobran especial protagonismo la digitalización y aquellas relacionadas con la sostenibilidad.

Si quieres estar al día de las últimas tendencias en recursos humanos y compartir buenas prácticas con algunas de las principales compañías que operan en España y Francia únete a nuestra Comisión de Recursos Humanos.

 

Articles sur le même thème

Evénements sur le même thème

No event matches your search

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Ser Socio

Descubre las ventajas de la Cámara Francesa