Los ecommerce de alimentación ganan peso en Francia

El comercio electrónico ofrece grandes oportunidades y las empresas del sector de la alimentación han sabido aprovecharlas.

Este tipo de negocio se encuentra en fase de expansión gracias al incremento del interés por parte de los consumidores por estos espacios de compra que ofrecen el acceso a una mayor variedad de productos y la comodidad de recibirlos en sus hogares. Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra el próximo viernes 16 de octubre, nada mejor que darte a conocer cómo se encuentra el sector en Francia.

Francia es el tercer país en el mundo en facturación online

Según datos del informe ‘El mercado del comercio electrónico alimentario en Francia 2020’ elaborado por el ICEX, a nivel global, el sector del comercio electrónico alimentario llegará a alcanzar un 10% de las ventas globales en 2025. Aún quedan cinco años, pero estas cifras permiten hacerse una idea del desarrollo de este sector. 

Si nos centramos en el país galo, nos encontramos con que en 2019 Francia fue el tercero del mundo en facturación online, con 6.700 millones de euros en facturación. Además, el crecimiento por año del sector francés superó el 10%, lo que revela el creciente interés del consumidor por este tipo de comercio.

Un modelo basado en el Click&Collect

La clave del éxito del comercio electrónico francés es su forma de venta, en la que predomina el conocido como click&collet o drive, que se basa en que los clientes realizan sus pedidos en línea para luego recoger los productos en un lugar determinado (almacenes, tiendas…). 

Un sistema que evita aglomeraciones y simplifica el proceso de compra. En estos momentos, Francia cuenta con 5.205 sitios que apuestan por esta modalidad y hoy en día ocho de cada diez compras online que se realizan en el país se realizan de esta manera.

El producto más exitoso es el vino, aunque los alimentos gourmet también tienen un amplio desarrollo en el mercado online francés. Gracias al ecommerce los clientes pueden acceder a una mayor oferta de productos de la que pueden encontrar en la mayoría de supermercados. Asimismo, también supone una ventaja para los alimentos con denominación de origen, los sostenibles o los centrados en la salud que de esta forma cuentan con nuevas vías de expansión y mayores oportunidades de impulsar su visibilidad en el mercado.

Otro dato interesante es que Francia es el sexto país en el mundo en desarrollo del comercio electrónico y el segundo en Europa. La penetración del e-commerce alimentario es del 31,5% y el gasto medio de los compradores asciende a 58,90€, según el ICEX. Además, el cliente responde a un perfil joven, con poco tiempo para realizar la compra que busca la inmediatez del servicio y la autenticidad del producto.

En cuanto a los productos españoles que más interesan a los franceses, destacan los vinos y las carnes, especialmente el jamón, así como el aceite, principalmente de oliva. Estos son alimentos apreciados en el país por su calidad como productos gourmet y buen precio.

En definitiva, el comercio electrónico en Francia es un mercado en expansión que ofrece grandes oportunidades de negocio para aquellas empresas que quieran iniciar sus ventas en el país. Las previsiones de futuro son halagüeñas y vislumbran un continuo crecimiento principalmente impulsado por los cambios en las conductas de los consumidores, quienes ven en internet la solución a numerosas necesidades.

Articles sur le même thème

Tendencias ecommerce para 2020

La compra a través de ecommerce es una tendencia en auge que no para de crecer. Solo en 2019 el gasto de los españoles a través de market places ha...

Evénements sur le même thème

No event matches your search

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Ser Socio

Descubre las ventajas de la Cámara Francesa