Entrevista

“La sostenibilidad debe ser un elemento fundamental en la estrategia de una empresa que busque crecimiento”

En la actualidad, el mercado energético ha puesto el foco en la transformación integral del modelo existente para dirigirse hacia un sistema más sostenible que nos permita luchar contra el cambio climático, con importantes retos que afrontar con respecto a la Agenda 2030.

En este contexto, entrevistamos a Loreto Ordóñez, CEO de Engie España, compañía referente en este ámbito a nivel internacional que apuesta por la innovación para alcanzar sus objetivos.

¿Cómo debe ser el modelo energético del futuro?

El nuevo modelo energético, en clara transformación, tiene que cumplir ciertos principios básicos, absolutamente indispensables, como es que garantice la seguridad y calidad del suministro, que contribuya a aumentar la competitividad y que proteja los derechos de todos los consumidores.

Las energías renovables y el acceso a la energía son fundamentales en una sociedad que afronta grandes retos como el cambio climático, la sobrepoblación y la transformación de su modo de vida. Por ello, creemos firmemente que la producción descentralizada y la eficiencia energética son las soluciones que nos llevarán a un futuro energético sostenible para todos. Igualmente, no debemos olvidar otros factores que provocarán un cambio significativo en el modelo energético como son el almacenamiento, el Internet de las cosas (I o T), el Big Data o la movilidad eléctrica.

En este sentido, el plan estratégico de ENGIE se fundamenta en un modelo descarbonizado, descentralizado y digital.

Sois una compañía de referencia en transición energética, ¿cómo se lleva a cabo un proceso de transformación hacia la sostenibilidad como el que requiere la emergencia climática que vivimos?

Tanto las ciudades como las empresas se enfrentan a una presión cada vez mayor por parte de los diferentes grupos de interés (inversores, clientes y ciudadanos) de poner su foco en la sostenibilidad.

ENGIE, en su ambición de liderar la transición hacia una sociedad baja en emisiones de carbono y respetuosa con el medio ambiente, lanzó en febrero de 2019 su nueva estrategia dirigida a acelerar la transformación y acompañar a sus clientes en el cumplimiento de sus objetivos y compromisos en materia de reducción de CO2.

En España existen fuertes compromisos en el campo del cambio climático, sin embargo, pocas son las empresas que están en camino de cumplir sus objetivos de reducción de emisiones de CO2.

Esta realidad representaba una oportunidad de negocio para ENGIE por nuestra posición en todo el ciclo de la energía. Por eso, rápidamente nos dimos cuenta de que, para ayudar a nuestros clientes, lo primero era trabajar internamente para integrar la sostenibilidad en nuestra estrategia y posicionarnos como el socio sostenible para ellos.

Comenzar este viaje puede ser abrumador debido a la dificultad de aterrizar en la realidad, por lo que buscamos construir alianzas que nos ayudasen a construir nuestra hoja de ruta hacia la sostenibilidad.

Concretamente ENGIE en España se adhirió a la Red Española del Pacto Mundial en 2017, reafirmando así nuestro compromiso con los más altos estándares de Ética y Responsabilidad en la empresa. Nos comprometimos a apoyar localmente los 10 principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, así como a publicar anualmente un Informe de Progreso. Posteriormente, recopilamos, estructuramos y procesamos datos para poder construir nuestra propia línea de base de emisiones y entregar en 2019 la primera Memoria de Sostenibilidad de ENGIE España.

Como resultado de todo ello en 2019 hemos diseñado un “Plan de Acción de descarbonización” cuyo objetivo es integrar la sostenibilidad en todos los niveles de la compañía.

Con esta integración queremos desarrollar soluciones orientadas a la descarbonización convirtiéndonos en el socio estratégico que acompañe a nuestros clientes a conseguir sus objetivos en materia de sostenibilidad, materializándose en una reducción de costes, energía y emisiones.

¿En qué punto están las empresas francesas y españolas en este aspecto?

La sostenibilidad debe ser un elemento fundamental en la estrategia de una empresa que busque crecimiento. Hoy en día, muchas compañías tanto en España como en Francia han puesto en marcha esta estrategia en un contexto en el que la exigencia es cada vez mayor por parte de la sociedad y de las administraciones.

En el caso de ENGIE, nos permite hacer de la sostenibilidad un aspecto esencial de nuestro propio desempeño. Estamos enfrentándonos a retos globales en un mundo de incertidumbre, complejidad y volatilidad; la globalización del mercado está motivando una gran necesidad de ajustar las estrategias empresariales al constante cambio y procurando gestionar la incertidumbre.

En este contexto y teniendo claro que el avance hacia un modelo sostenible es una prioridad para la Unión Europea, la relación entre España y Francia debe desempeñar un papel de liderazgo. La experiencia y la voluntad que existen en ambos lados de los Pirineos deben ponerse al servicio de esta lucha por el medio ambiente. Las autoridades públicas a nivel local, nacional y europeo deben movilizarse para posicionar a los ciudadanos en el centro de los procesos de elección ambiental. Y, por supuesto, las empresas deben participar en este proceso.

La cumbre de París ya supuso un antes y un después en la lucha contra el cambio climático, al lograrse el primer acuerdo de 195 países para limitar el aumento de la temperatura del planeta y, recientemente, el pasado mes de diciembre, mientras tenía lugar la última COP25, la Unión Europea presentaba su plan para la descarbonización: el European Green Deal. Según este plan, en 2020 se aprobará la primera Ley Europea de Clima (que incluirá el objetivo de neutralidad climática en 2050) y se aumentarán los objetivos de reducción de emisiones de CO2 a 2030 (del 40% actual a entre el 50% y el 55%). En este sentido España y Francia deben trabajar conjuntamente y están volcadas en su cumplimiento y en el resto los Objetivos de Desarrollo que marca la Agenda 2030 de la ONU.

El pasado año os otorgaron la Certificación I+D a vuestro proyecto BIM ENGIE, una metodología en la que sois líderes mundiales, ¿qué oportunidades abre esta tecnología?

Es importante destacar que Building Information Modeling (BIM) no es un software, va mucho más allá.

BIM es una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción. Su objetivo es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital que denominaremos “Gemelo Digital”, un modelo 3D que nos sirve para la ejecución de nuestras instalaciones.

Sin lugar a duda, la principal oportunidad que nos brinda esta tecnología es la colaboración en interno al ofrecernos una información actualizada, en tiempo real, tanto a los participantes del proyecto como al propio cliente. La extracción del dato nos ha ayudado a optimizar tanto los tiempos en la ejecución como en la consecución de un mantenimiento preventivo exitoso.

Nuestro alto grado de madurez en BIM viene avalado con el Certificado I+D otorgado por la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación). Madurez que nos brinda indiscutiblemente una ventaja competitiva.

Os encontráis en pleno proceso de descarbonización en la compañía, ¿cómo lo estáis llevando a cabo y a qué retos os estáis enfrentado para conseguirlo?

Nuestro principal reto ha sido desarrollar un enfoque global que permite diseñar y desplegar las soluciones y servicios más sostenibles en materia de reducción de CO2, con la finalidad de trabajar para convertir a nuestros clientes en auténticos actores de la transición energética.

Los desafíos ambientales dentro de ENGIE se han materializado en objetivos concretos como son: incrementar nuestro posicionamiento en energías renovables (permitiéndonos alcanzar elmáximo ahorro de emisiones de CO2, ya sea a través de soluciones de generación fotovoltaica o de suministro de energía renovable a largo plazo -PPA- Power Purchase Agreement), impulsar proyectos que ayuden a implantar sistemas energéticos más eficientes y sostenibles y, llegar a ser el socio estratégico en materia energética de nuestros clientes (evolucionando nuestra cartera de productos hacia la Solución Global ENGIE, que ofrece a cada cliente una oferta integrada de servicios que le permita elaborar su propia estrategia de descarbonización; rentable y coherente con sus ambiciones sostenibles).

Desde el punto de vista del sector ¿cómo veis vosotros las ciudades del mañana?

Prevemos una electrificación de la economía ligada a las necesidades de descarbonización. 

La nueva demanda estará además más digitalizada y, habrá una clara tendencia hacia una generación cada vez más descentralizada, en la que la modalidad de autoconsumo irá prevaleciendo.

Como resultado de todo lo anterior, para optimizar los edificios se dispondrá de una gran cantidad de elementos que serán potencial y adecuadamente gestionables dentro de los mismos y contarán, a su vez, con adecuadas medidas de eficiencia energética. 

Todos estos elementos activos van a hacer evolucionar el sistema eléctrico que conocemos actualmente, donde solo las grandes centrales de generación pueden responder a las necesidades del sistema, hacia una nueva realidad donde tanto esas centrales de generación como los propios consumidores, de manera agrupada, podrán prestar servicios para gestionar el sistema con el fin de mantenerlo equilibrado.

En resumen, las ciudades estarán más digitalizadas, contarán con más generación propia y consumirán más electricidad, principalmente por la penetración del vehículo eléctrico, que abrirá la puerta a los vehículos autónomos. Por ello, será fundamental saber gestionar todos esos nuevos elementos de la manera más adecuada posible tanto para los ciudadanos como para el sistema eléctrico.

¿Qué tendencias marcarán el próximo año en materia energética?

El objetivo es lograr la transformación del modelo energético integral y sostenible con el medio ambiente, para lo cual, en esta primera etapa que abarca hasta el próximo 2030, será fundamental seguir la senda marcada por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y, llevar a cabo las líneas de actuación pautadas para cumplir, de esta manera, con los objetivos marcados en esta hoja de ruta. En este sentido, se nos presenta un año que debe ser clave en la lucha contra el cambio climático y en la búsqueda del modelo sostenible.

Esto supone que las principales tendencias que marcarán la agenda energética son:

  1. La reforma del mix energético con:
    • La implementación de un mecanismo de capacidad tecnológicamente neutro en donde pueda participar la generación, el almacenamiento y la demanda.
  1. El fomento de la penetración de la energía renovable donde:
    1. Establecer un marco regulatorio estable en relación a “acceso y conexión” a la red que evite la incertidumbre del sector.
    2. Fomentar los mercados a plazo tanto en liquidez como en profundidad y los PPA (Power Purchase Agreement), a través de la creación de fondos de garantías a cuenta del Estado.
  2. El progreso con relación a nuevas energías alternativas como son el biogás y el hidrógeno.
    1. El impulso de la eficiencia energética promoviendo una industria más eficiente y sostenible
    2. El avance de la tecnología: I+D+i
    3. La movilidad sostenible.
    4. El empoderamiento del consumidor como centro del nuevo modelo energético. 

Loreto Ordóñez, es ingeniera de Minas, y cuenta con un posgrado en Reino Unido y un MBA en IESE.

La CEO de Engie lleva toda su carrera afrontado de cerca los grandes retos del escenario energético desde diferentes responsabilidades directivas. Ha trabajado para empresas españolas, americanas y belgas hasta que fue fichada por la francesa GDF-Suez, antecedente del actual grupo ENGIE, una de las primeras energéticos mundiales presentes en 70 países. Desde 2011 ocupa la máxima responsabilidad ejecutiva (consejera delegada) en la filial española de esa corporación gala.

Además, esta asturiana es consejera de Comercio Exterior de Francia, vicepresidenta de la Junta Directiva de la Cámara de Bélgica y Luxemburgo en España, consejera de varias empresas del Grupo ENGIE, así como miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio Francesa, de la Asociación Diálogo y el Círculo de Empresarios España. Loreto ha sido distinguida por el gobierno francés con la medalla de Caballero de la Orden Nacional del Mérito.

Hace 4 años, desde la Dirección, comenzó un proceso de integración muy importante en España tanto de la actividad de energía como de servicios bajo una única marca. Su contribución ha sido fundamental para lograr un proceso que ha permitido posicionar a ENGIE como una empresa capaz de ofrecer una solución global y diferenciadora a sus clientes.

Su objetivo actual al frente de ENGIE en España, es mantener la tendencia de crecimiento de la compañía afianzado su posicionamiento en proyectos y mercados claves, como el de renovables, con modelos de gestión novedosos, con los que ofrecer una propuesta global y diferente a la medida de cada cliente.

Articles sur le même thème

No news available.

Evénements sur le même thème

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Coronavirus

Información de interés para las empresas