El design thinking y la innovación empresarial

La metodología design thinking ayuda a las empresas a encontrar soluciones efectivas e innovadoras para la toma de decisiones estratégicas de negocio

El término design thinking fue acuñado por Herbert Simon, premio Nobel de Economía. Dicho término se escuchó por primera vez en 1969, pero no fue hasta 2008 cuando Tim Brown, profesor en la Universidad de Stanford, puso en marcha este método con el uso de varias herramientas en el diseño.

Este anglicismo hace referencia a la forma de pensamiento de un diseñador para analizar un problema con el objetivo de encontrar una solución. Ten presente que este tipo de disciplina usa la sensibilidad y los métodos de un diseñador para conseguir una estrategia viable en los negocios.

El proceso del design thinking en la empresa

Considera eldesing thinking como una herramienta muy útil para las empresas que quieran fomentar la innovación. Su aplicación les está permitiendo generar mejores ideas y resultados, así como consolidar la marca.

Este proceso se compone, principalmente, de cinco etapas divergentes en las que tendrás que recopilar gran cantidad de información. Una característica fundamental de esta metodología se centra en los problemas que surgen en el usuario y en la empatía para resolverlos.

Empatizar

En primer lugar, debes ponerte en el lugar de la otra persona. Eso significa empatizar. Se logra como resultado de una observación paciente, vivir una experiencia rediseñada dentro del contexto y entorno real realizando entrevistas en profundidad. Posteriormente, se pasa a redactar un "plan de empatía" para asegurar un trabajo completo y riguroso.

Definición

Durante esta etapa de definición filtrarás la información que has recopilado durante la fase anterior. Aquí, nos quedamos solo con todo aquello que genera valor y nos permite alcanzar nuevas perspectivas. Esta fase te permitirá identificar problemas cuyas soluciones serán claves para obtener un resultado innovador.

La definición requiere un análisis cuantitativo y cualitativo para identificar los valores que subyacen a ciertos comportamientos de los usuarios empatizados.

Idear

En este momento debes pensar en soluciones. Esta parte se reconoce como lluvia de ideas o brainstorming, las cuales se estructuran y se basan en la problemática que hay que resolver. Aquí el trabajo en equipo es clave y deberás fomentar la participación de todas las personas implicadas en el proceso. Éstos deben exponer su opinión y sus puntos de vista.

Todos los miembros deben ser capaces de aportar ideas, sin ser juzgados. La etapa de ideación termina con la selección de conceptos, previamente definidos. Giran en torno a una viabilidad técnica y económica.

Prototipar

Es el momento de hacer físicas las ideas. En esta fase te centras en prototipos que bien pueden ser bocetos, ilustraciones o actuaciones. El objetivo es consumir la menor cantidad de recursos y tiempo, de forma que se evalúen las soluciones que surgieron en la etapa anterior.

Testear

En esta etapa solicitarás a los usuarios que compartan sus opiniones y comentarios sobre las ideas presentadas. Se centra la atención en aquellas ideas que comparten varios usuarios. Durante el testeo se puede profundizar en la empatía, redefinir un problema, buscar otras ideas en la fase de ideación o retomar los prototipos que se quedaron en el camino.

En definitiva, el design thinking ayuda a mejorar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas, contribuyendo a la cultura de la innovación.

Articles sur le même thème

No news available.

Evénements sur le même thème

No event matches your search

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin
Close

Ser Socio

Descubre las ventajas de la Cámara Francesa